CUANDO CAMINE POR LA CALLE


Cuando camine por la calle, si sale de un supermercado, si fue a un cajero automático, esté muy alerta a su entorno, todas las precauciones que tome pueden ser pocas. Cuando esté en su casa esté atento a que las puertas y ventanas estén cerradas a no ser que tengan rejas, si usted tiene que viajar y dejará su casa sola sin custodia no lo comente en el barrio, estos pueden ser consejos muy simples incluso rutinarios, pero no dude que le ayudarán a disminuir los riesgos de ser robado o que abusen de su confianza.

Unos de los principales objetivos para los ladrones, son principalmente las residencias o locales que permanecen largos períodos vacías, por viajes de negocios o simples vacaciones de sus propietarios, disminuya el riesgo simplemente haciendo que un familiar o amigo visite su casa o local por lo menos tres veces por semana y no solo encienda las luces sino que también encienda una radio y el televisor, que demuestren presencia y movimiento en el lugar. Otro detalle importante es que mientras dure su ausencia cancele su suscripción a diarios o revistas, o en caso de no ser esto posible dígale a su familiar o amigo que le vacíe su buzón, también es importante que se mantengan los patios limpios, nada que indique que ese lugar esta vacío.

Los especialistas en seguridad le dicen que estos pequeños detalles son muy importantes para prevenir futuros problemas y disgustos.

Cuando llegue a su casa, si anda en automóvil mire si no hay algún sospechoso por allí, si desconfía de algo o de alguien nunca pare, siga y de algunas vueltas por el lugar, si anda a pié, cuando llegue a su casa tenga desde antes lista en la mano la llave, y no pare ni entre si ve algo o alguien extraño.

Siempre puede ocurrir un imprevisto o una fatalidad, pero es muy cierto que si se toman pequeñas precauciones en forma rutinaria, casi todos los actos delictivos sobre personas o fincas pueden ser evitados, es cuestión de tomar un poco mas de cuidado.